10 razones por las que tu Negocio debe estar en las Redes Sociales

Las redes sociales son un mundo de oportunidades ideal para hacer crecer tu negocio, sea una gran empresa, una pyme, un emprendimiento o una actividad profesional independiente. Las plataformas se volvieron una fuente de consulta habitual para los consumidores, y que nuestra oferta no esté ahí nos aleja de potenciales clientes que buscan nuestros servicios o productos. Cuanto más y mejor posicionados estamos en las redes sociales, mayor es la chance de atraer a nuestro público objetivo y convertirlo en ventas y promotores de nuestra marca.

Si todavía no estás sacándoles el jugo, en ApoloAds te contamos cuáles son esas razones que te convencerán de contratar uno de nuestros 3 planes low cost para gestionar tus Redes Sociales

1) Visibilidad y reconocimiento

Hoy el mundo online es un soporte fundamental de aquel offline. Estar en las redes sociales facilita la visibilidad y el reconocimiento de los negocios: desde la casa —sobre todo durante la cuarentena y el distanciamiento por la pandemia de coronavirus— o donde sea, a través de un celular o la computadora, un usuario nos encuentra entre sus consumos digitales cotidianos y se entera de quiénes somos y qué hacemos. Por eso, es clave que definamos nuestro público objetivo, lo analicemos y tengamos nuestras cuentas activas en las redes sociales que utiliza.

2) Humanización de la marca

Mostrarte entre las redes sociales, generar contenido de relevancia para el nicho y compartir experiencias con la comunidad humaniza la marca, agrega valor a tus productos o servicios. Como sabemos, el marketing digital no se trata únicamente de venta directa, sino que debemos construir un vínculo de confianza con el público objetivo. Contar la historia del negocio, hacer público el detrás de escena y hablar de igual a igual con los clientes transmite sensaciones que van más allá de la oferta y provoca empatía incluso después de la compra.

3) Calendarización mensual

Las redes sociales como Facebook e Instagram brindan herramientas muy útiles para el cronograma de contenidos: ofrece estadísticas de la actividad de los perfiles y permite programar los posteos de acuerdo a ellas. Así, luego de analizar las fechas especiales de cada mes y complementar con material original, podemos publicar el día exacto a la hora indicada en que nuestra comunidad se encuentra activa. La planificación nos ayuda a crear con antelación y no correr detrás de la necesidad de resolver en el momento.

4) Posicionamiento en el nicho

Los perfiles son una vidriera para mostrar nuestros productos y servicios, así como también nuestro conocimiento respecto al sector en cuestión. Compartir contenido de calidad atrae al público objetivo y nos posiciona como líderes (además de en los buscadores), lo que a la larga se transforma en confianza y ventas. Este asesoramiento sin cargo invita a los usuarios a consultar, nos da la chance de acercarnos y genera conversaciones y réplicas que aumentan el alcance de nuestra marca.

5) Publicidad económica y optimizada

A diferencia de la publicidad tradicional, más costosa, abarcadora e invasiva, las redes sociales nos permiten correr campañas publicitarias de acuerdo a nuestro público objetivo. De hecho, se pueden promocionar anuncios específicos para un segmento en particular de nuestra comunidad a partir de su edad, su ubicación, su género y sus intereses, entre otros puntos. Esto muestra tu marca entre personas que buscan los servicios o productos que ofrecés y lo hace dentro de las plataformas que consumen habitualmente, en lugar de molestar la atención con propagandas en la televisión o llamados telefónicos sin consentimiento.

6) Alcance y conversión

El mundo digital es infinito y, como tal, nos ofrece la posibilidad de expandir nuestro negocio y llegar a más y más personas de nuestro público objetivo. Tanto el contenido orgánico (no pago) como las campañas de publicidad en Google Ads aumentan el alcance de nuestra marca entre potenciales clientes, lo que, a fin de cuentas, incrementa las chances de efectivamente convertirlos en ventas. Incluso si no hay compra inmediata, los seguidores acudieron a nosotros porque están interesados en nuestra oferta y nos regalan información valiosa para seguir trabajando la relación.

7) Análisis de la competencia

Mientras nosotros desarrollamos la estrategia digital de nuestro negocio, la competencia hace lo mismo en las redes sociales. Sin perder la originalidad y el valor agregado de nuestra marca, estudiar su perfil nos puede servir para saber qué contenido funciona, qué errores debemos evitar, qué palabras claves resultan efectivas y qué ofertas innovadoras podrías adoptar. Además, revisar sus comentarios y me gusta nos abre una cartilla de usuarios interesados que aún no nos siguen y a quienes debemos apuntar.

8) Viralización del contenido

Las redes sociales pueden convertirse en una catapulta para tu negocio si se hace viral un posteo que dio justo en la tecla. Incluso si eso no sucede, las plataformas son el lugar ideal para compartir contenido de manera rápida y sencilla entre tu público objetivo. Para esto, existen trucos para posicionarte: la utilización de palabras clave, hashtags y ubicación es totalmente gratuita en Facebook y en Instagram, por ejemplo. Esto potencia una adecuada planificación, que va desde el diseño de la pieza hasta su publicación en el canal ideal.

9) Comunicación de novedades

Hay veces que tenemos algo urgente para decir a nuestra comunidad y no contamos con el tiempo y los recursos para hacerlo de forma personalizada. Facebook e Instagram nos permiten comunicar novedades con inmediatez: cambios de horarios o ubicación, productos agotados, complicaciones en la oferta de un servicio, mejoras en el negocio, oferta laboral o disculpas por inconvenientes. Esto último, la gestión de crisis, también se enmarca en un plan de acción estratégico y encuentra un canal de difusión óptimo en las redes sociales.

10) Colaboración y apoyo

La comunidad digital nos conecta con marcas del mismo rubro y de otros, incluso con personas reconocidas, con las que podemos construir lazos fructíferos. Los sorteos o los concursos colaborativos, por ejemplo, son estrategias para posicionarnos en audiencias a las que no alcanzábamos. Las redes sociales también nos sirven para promover eventos relacionados con nuestro nicho, participe o no tu negocio de manera activa. Además, levantar las banderas de causas sociales y ambientales demuestra un compromiso más allá de la venta de productos y servicios.

¿Todavía no estás convencido de que tu negocio debe estar en las redes sociales para crecer? ¡Animate a despegar los pies del suelo y volar con Apolo!

¡Houston, tenemos un mensaje!

Si llegaste hasta acá, ¡trabajemos en tu marca juntos!